lunes, 8 de agosto de 2011

Top secret.

Los secretos no pueden esconderse para siempre o ante la ciencia. Algo es seguro, sea lo que sea lo que intentemos esconder, nunca estaremos preparados para el momento en que la verdad se desnude. Los secretos como las desgracias, nunca vienen solos, se van acumulando hasta que se apoderan de todo, hasta que no queda lugar para nada más, hasta que tienes tantos secretos que parece que vas a explotar. 

Algo que la gente olvida es lo bien que se siente uno cuando libera sus secretos, sean buenos o malos, al menos han sido destapados te guste o no. Una vez que lo has hecho no tienes que esconderte tras ellos nunca más.
El problema con los secretos es que incluso cuando crees tenerlo todo controlado… no lo está.

3 comentarios:

  1. Hola! me gustó mucho esto de los secretos... Confieso que no tengo muchos, pero uso los secretos para decir cosas que me cuestan mucho... entonces pregunto: Queres que te cuente un secreto? Nadie se niega... Ahi entonces, tomo envión y grito la verdad que quiere salir! Besos! Nos estamos leyendo!

    ResponderEliminar
  2. Siempre hay un ojo tipo gran hermano mirando y controlándolo todo... y no hablo del que todos pensamos :) Si yo hablara! Hasta Spielberg se quedaría chato!

    Gusto en conocerte!

    ResponderEliminar
  3. Mariposa: Muchas gracias. Hay cosas que nacen y mueren en los corazones de las personas que nunca llegan a ver la luz.
    Besos para vos también y pasa por el blog cuando quieras.

    Felicitas: Esta "el Ojo de Gran Hermano" como mencionas y también el de todas las personas con las cual se comparte el día a día.
    Cuando vayas a hablar avisame que yo quiero escuchar tus palabras ¡je!
    Gusto en conocerte a vos también. Besos.

    ResponderEliminar